.

Ahorro Previsional Voluntario (APV)

En términos generales, el APV consiste en planes de ahorro previsional voluntario otorgados por entidades autorizadas como Zurich AGF, con el propósito de que los afiliados efectúen aportes destinados a incrementar sus recursos previsionales para mejorar su pensión o anticiparla.
 
Con el objeto de incentivar este tipo de ahorro se otorgan incentivos tributarios y un subsidio estatal.
 
En Zurich AGF ofrecemos el APV Régimen B (Letra B del artículo 20 del D.L.3.500).
Es la alternativa tradicional, bajo la cual no se paga impuestos al hacer el ahorro, puesto que los aportes se rebajan de la base imponible del impuesto único de segunda categoría o base tributable. El monto total de aportes que realice, no podrá exceder de 600 UF al año.
 
Puede retirar sus ahorros en el momento que lo requiera o necesite. Es una solución de ahorro con una alta liquidez. Al  realizar un retiro, Zurich AGF retiene en calidad de impuesto único el 15% de su monto.
 
Las cotizaciones voluntarias o depósitos de APV se pueden traspasar parcial o totalmente a otra institución administradora autorizada, sin pagar comisión de traspaso.
Además, en caso de fallecimiento, y si usted aún no se pensiona:
 
  • Si usted tiene beneficiarios de pensión, los ahorros previsionales voluntarios acumulados serán enviados a la AFP o Cía. de seguros para mejorar el monto de la pensión de sobrevivencia o renta vitalicia que obtendrá cada uno de sus beneficiarios.
  • Si usted no posee beneficiarios de pensión, los ahorros previsionales voluntarios acumulados constituirán herencia, por lo tanto serán pagados en su totalidad a los herederos legales, con la presentación de la posesión efectiva otorgada por el registro civil y de identificación de Chile.
  • Las series APV de Zurich AGF no tienen permanencia mínima, y no tienen comisión de salida.
  • También puede cambiarse de fondo cuando lo estime conveniente, aunque siempre y cuando el fondo pertenezca a un plan familia de Fondos, y no están afectos a cobros de comisiones.
.
.